El Call Center, el Procedimiento Crítico y El Patotas. Por Aldo Rodrigo Sánchez Tovar. El Dragón de CRONOS Tiempo de Todo!

A casi una década de trabajar en un call center, las únicas conclusiones a las que puedo llegar son las siguientes:

1.-¿Por qué razón los inmigrantes hispanoamericanos residentes en Estados Unidos generalmente nunca aprenden a hablar correctamente el inglés, pero casi de inmediato comienzan a olvidar como hablar claramente el español? (Cabe destacar que el mejor inglés que aprenden los inmigrantes es cómo insultar, eso lo hacen casi como nativos.)

2.-¿Por qué razón se empecina en hablar en mas ocasiones por teléfono y por mas tiempo quien padece terribles taras de lenguaje? (Tartamudez, hablar gangoso, seseo excesivo, atragantarse y ahogarse con su saliva por no saber vocalizar, embriaguez o bajo el efecto de estupefacientes.)

3.-¿Por qué razón quienes vienen de los países y culturas mas oprimidas y carentes de derechos civiles, sociales y humanos, son los que tocan suelo gringo y comienzan a gritarle a todo mundo que tienen derecho a esto, lo otro y lo demás allá?
(Bueno, de esto no requiero que me lo respondan, la pregunta contiene la respuesta y es una ironía, que aplico ya que yo puedo ver la caricatura que representan, pero ellos ni siquiera se enterarían si se les explicara con dibujitos.)

4.-De verdad, agentes jovencitos de Call Center, olviden el estereotipo de “paisas”.
Hay muchos, pero no representan el total de los residentes extranjeros en Estados Unidos.
Además, no son tan malos como muchos “letrados” “Profesionales” que llegan a pedirle su cacho de Sueño Americano al Tio Sam.
Hay inmigrantes que no llegan a Estados Unidos a trabajar por propinas o haciendo limpieza.

Muchos llegan ostentando títulos que en muchas ocasiones nunca tuvieron en realidad en sus naciones de origen (forjados).

A veces son auténticos, sólo que Estados Unidos no reconoce otra educación que la de ellos, así que hay que pasar un largo proceso para “empatar” la validez de estudios.

Pero aún queda una tajada muy interesante de profesionales que a fuerzas quieren colarse en el mercado laboral de Estados Unidos. Y como dicen en mi rancho, “a fuerzas ni los zapatos”.

¿Si son profesionales tan destacados?

¿Por qué razón no triunfaron en sus naciones de origen?
Chan, chan, chan, chaaaaan. Un caso digno de Maussan.

Yo en lo personal, prefiero mil veces hablar con una humilde señora de Chiapas que trabaja limpiando casas en California, y que pese a su lenguaje sencillo es amable y agradecida, que atender a un Argentino que dice ser ingeniero de la NASA pero que se niega rotundamente a revisar el cable de poder de su aparato (quesque porque él ya leyó doce veces el manual, revisó catorce páginas web y consultó con el oráculo de Delfos) y cuando finalmente lo engaño para que lo revise, mágicamente trabaja.

¿Quieren saber cómo engaño a un necio de estos?

-Señor, sea tan amable de revisar el cable de corriente.

-No, ysho shoy ingeniero tres veces emérito de la incomparable Facultad de Ingeniería del Tiempo Libre de Buenos Aires y trabajo en la NASA (En realidad trabaja como repartidor en la empresa que sirve comidas a un edificio a tres cuadras de la NASA). He leído doce veces el manual, he revisado catorce paginas web y he consultado con el oráculo de Delfos, ysho pago por este servicio sabés, no me eshtán regalando naaada, ahora mismo debés arreglarlo porque esto es cosa de ustedes.

Suspiro Aldeano.

-Tiene razón señor, perdone por molestarlo con algo tan simple.
Vamos a hacer un procedimiento muy crítico, pero voy a necesitar de su ayuda y su magnifica destreza con tecnologías.
Normalmente no nos permiten establecer un ENLACE-VIRTUAL-CUÁNTICO-MOLECULAR-ANAPÉSTICO con el receptor, pero tratándose de usted, vale la pena el riesgo… ¿Listo?

-Andá ché.

-Acabo de activar un contador de tiempo, tenemos un minuto para lo siguiente, presione el siguiente código secreto en su receptor, no use el control remoto porque en este modo podría explotar, presione power tres veces, no pasara nada reconocible en pantalla, pero el circuito integrado del aparato recibirá un mensaje que solo los fabricantes y técnicos selectos conocen, ahora presione el emblema de la marca de Directv en su aparato.

-Pero Ché, no eees un botón, no hace muelleo.

-Eso es lo que queremos señor, que la gente no sepa que el emblema es un botón oculto, accesible solo a los desarrolladores del sistema.

-Vale, que creo ver un caaaambio en la pantasha.

(si chucha)

-Ahora viene lo difícil, desconecte el cable de corriente…
no, no lo conecte de inmediato, podría comenzar un borrado masivo de nuestros servidores secretos en Washington, espere un minuto y conéctelo con firmeza cuando le diga.

-¿Ahora?

-No, espere, la pantalla está casi indicándome que es su ventana de oportunidad… en 5, 4, 3, 2…
¡Ahora, conéctelo!

-Piiiibe, pero qué es esto que hemos hecho, que ya se esta mirando mi telenoveeela.

-Como le dije señor, usted acaba de seguir un procedimiento crítico que puso en riesgo doce centros de servicio, cuarenta portales de información y cuatro nodos estratégicos en la Costa Oeste.
Pero debo felicitarlo, se nota que es ingeniero.
Lo ha hecho muy bien.
Siete técnicos especializados murieron intentándolo.

(En realidad sólo desconectó el cable del aparato y lo afianzó bien, cosa que le pedí hacer por las buenas hace rato… no que no tronabas pistolita).

Si creen que exagero, deberían ver como aplico esto con los “Creyentes” que vienen a presumirme que conocen a Dios en persona, que se saludan de pellizco en las nachas con Él, que tienen su número privado de “Juatsapp” y que en el cielo ya tienen una finca con valla blanca y buzón en la entrada.
Y que me dicen que son superiores a mí sólo porque no le entro a la “jesuseada” en su sucursal.

O los que quieren tomar clases conmigo pero comienzan por decirme lo maravillosos, excelsos y geniales que son, que en realidad no necesitan clases sino que les pague por tener el privilegio de respirar el aire que comparten conmigo.

Mi actitud, es y será siempre la del mas puro, absoluto, diáfano, y maravilloso cinismo.

Mi carácter ante la actitud beligerante de un gran presumido, es la del terrible chiste del ranchero.

Claro que no quieren que se los cuente, pero como me conocen, y saben que no puedo escribir un texto breve, a la par de que lo estoy publicando en mis espacios y no los suyos, se los contaré de todos modos:

Un tipo salió de su pueblo que constaba de cuarenta y tres habitantes, treinta y ocho gallinas, dos mulas y diez pollitos, rumbo al sueño americano.
Transcurrieron dos años y un día el pueblo recibió la estrafalaria visita de una camioneta de llantas anchas color verde botella, ya saben, tablero con peluche, los infaltables dados de peluche en el retrovisor, muchas lucecitas y un equipo de sonido que provocaba deslaves en los cerros adyacentes.
Se detuvo derrapando aparatosamente frente a la cantina del pueblo.
Mientras que varios parroquianos miraban con desconfianza al ranchero que bajaba del vehículo con botas de piel autentica de pulga (¿Saben cuantas pulgas deben curtirse para poder hacer una bota?… pura finura pelaos), el cantinero le miró con desgana.
El ranchero se quitó su pristino sombrero tejano.
-Chano, soy Gumaro, échame de tu mezcal bueno, aquí traigo retehartos dolares pa’ pagarte una botella y para pagarles otra a todos estos mugrientos. Estaba en “Dalas Forgüor” pero ya volví pa’ tras.

Chano, el cantinero, sacó mecánicamente un par de botellas polvorientas y las puso en la barra junto con unos vasos mellados y empañados.

-Nombre “compare”, desde que me juí a los Estates, la cosa se puso buena, un camarada me acomodo en un negocio que transportaba personalidades al agriopuerto y entre propinas y que soy bien jalador, ya junté una lanita pa’ volver acá y poner un negociazo.
Al cabo debe saber que allá hice muchas buenas relaciones y voy a pegar con tubo acá.

El cantinero le miraba a ratos y a ratos también miraba a los demás ocupantes de las mesas adyacentes como a la espera que algo realmente sorpresivo ocurriera.

-Allá, conocí al Rober de Nigro, al Al Pachino (me dijo que le llamara Al), a la Mangona esa que enseñaba todito y a los de Juan Direishon, pura gente fina.

Casi con somnolencia, Chano limpiaba maquinalmente el mismo vaso desde hacia quince minutos (infortunadamente, la parte sucia se encontraba en el exterior y no en el interior del vaso).

-También me llevé de paseo al Bill Clincton ese que jué Presidente hasta que lo pescaron con la Legüinskis ésa, bien raza el pelao, pura gente famosa “compare”.

Rompiendo su laconismo, el cantinero le preguntó.

-¿Entonces conoció gente importante compadre?

-Claro.

-¿Al Maicol Yaczon, ése, el morenito cara de pambazo?

-Claro y hasta le enseñé unos pasos de baile para su siguiente chou

-Pero no conoce al Patotas.

-Nombre “compare”, con qué fregaderas me sale, que vo-a-ndar conociendo gente mugrienta, yo me hice amigo de pura gente Jaigh, el Yustin Bibr y la Mailey Sirus, pura gente famosa.

-No… pos yo opino que debería conocer al Patotas.

-No compadre, yo con pura gente nais, de esa que sale en la tele.
Mire, aquí en mi celular traigo una selfy con la Guainona Raider (muestra una foto borrosa en la que se aprecia una mujer menuda con gafas oscuras saliendo de un carro a distancia y en primer plano en diagonal, la cara morena, con dientes manchados de tabaco y pelos nasales alojando grises mucosidades de Gumaro).

-Pos el Patotas es al que debía conocer.

-Ya estuvo güeno del Patotas, nomas dígame que ha hecho de importante el mugriento ese…
¿En qué película sale.

-No pos en ninguna.

-Y así quiere que lo conozca.
¿Qué tiene de importante el Patotas compadre?

-Pos desde hace dos años es el vato que le esta poniendo a su vieja suya di usté.
Es al que debería de conocer.
……………………………………………………………………………………….

Lo reconozco, tengo mente de ranchero, pasan los años y viene la gente a presumirme sus títulos nobiliarios, su sangre azul, sus estudios en la Sorbona y sus vastos conocimientos…

Y me río pensando que deberían bajarse de su mundo mamilas y conocer al Patotas.

Tengan buen domingo y si se sienten heroicos, incendien un Call Center.

Es un bien a la humanidad.
Ahhh…
y si presumen de que conocen gente legendaria, piénsenlo antes de publicarlo en mi muro, no creo que les gustaría la sonrisa que se me dibuja en el rostro cuando pienso que soy un miserable cantinero de pueblo con 43 habitantes, 38 gallinas, dos mulas y diez pollitos.

Acerca del Autor:
Aldo Rodrigo Sánchez Tovar.
Marzo de 1969.
Facultad de Artes Visuales UANL.
Miembro del Consejo del 150 Aniversario del H. Ayuntamiento de Ciudad Apodaca, Nuevo León (2001), Consejero del Instituto Municipal de la Juventud de CD. Guadalupe, Nuevo León (2006-2009)
Premio Estatal de La Juventud Categoría Méritos Cívicos (2005)
Fundador de CRONOS Tiempo de Todo! (1997).
Ha publicado cuentos, columnas y poesía en el Periódico El Porvenir, y las revistas La Nave, La Rocka, ¡Liras!, La Llave, Hiperespacio y Oficio.
Invitado para leer y dictar conferencias desde 1991 en diferentes recintos culturales del País.
Aquí sigo, en la cueva del Dragón, con tanto fuego adentro.
Mientras el mundo progresa pensando que los dragones son leyendas contadas por viejos supersticiosos.
Buena semana.
Arde mi corazón
Lucha Siempre
Delante del hierro
Ojos venideros…
Sabrán la Historia.
“Existen dos maneras de hacer las cosas:
Hacerlas simplemente bien para llenar el requisito.
o
Buscar hacerlas extraordinariamente.
Es elección de cada uno.”
Please take the time to drop by my other pages all over internet.
It would be very nice if you help me to make this works known all over the world.
Facebook Group for promoting artists and their workhttps://www.facebook.com/groups/298492273538689/
My brand new DeviantART accounthttp://cronostiempodetodo.deviantart.com/
Clay Nation (Nación Plastilina)https://www.facebook.com/groups/272088726303538/
CRONOS
Tiempo de Todo!
Sábados
Clases de Modelado en Plastilina y Dibujo
de 14 Hrs a 20 Hrs
Privada Miguel Filomeno Martínez No. 554
Centro Monterrey, Nuevo León C.P. 64000
Anuncios

Acerca de aldocid

Yo soy el Dragón de CRONOS Tiempo de Todo! Feroz. Hosco. Grosero. Cuando ustedes cuentan un minuto, yo vigilo los minutos de muchas épocas. Observar el ahora, resulta tan aburrido y tedioso. Hay tantos tesoros ocultos en el tiempo. Como bestia salvaje que soy, no me siento amigo ni hermano de nadie. Mi cueva es agradable para dormir mientras las eras pasan y los afanes de las personas se convierten en sueños olvidados, y despierto furioso y hambriento cuando se me provoca.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s